31 de diciembre de 2010

¿Ser humano o etiqueta social?

Una pregunta, ¿No somos acaso personas sanas y contentas? ¿No?

Pero si yo veo a diario que la gente se saluda con una sonrisota en el rostro, y la pregunta obligada ¿Cómo estás? Y la respuesta de todos es la misma “bien” “bien, gracias” “bien, bien”… ¿Cómo has estado? “¿Muy bien y tu? ¿Entonces?

¿No será que la verdad, atrás de esa máscara social, adulta y sonriente que procuramos mantener frente a los demás, se esconde nuestra insatisfacción? ¿Vacío? ¿Soledad? “Bueno, a final de cuentas a nadie le importan mis problemas” dirán algunos.

Cuando me siento mal,en verdad mal, y me preguntan ¿Cómo estás? Eso es lo que contestó “Mal” ¿y tu?…algunos sonríen pensando que bromeo, otros simulan una preocupación instantánea preguntándome por qué.

Es interesante ver como en la vida social rutinaria, la mayoría actuamos como etiquetas y con una personalidad casi artificial. NO, no soy Juan el que se siente triste y agotado emocionalmente y que tengo que agachar la cabeza ante la explotación económica justificándolo con el aceptar la realidad en forma madura, soy el Licenciado Juan que sonríe y que aparenta que todo va bien y es muy exitoso. NO, no soy Lucía, la mujer que siente una soledad profunda, que tiene anhelos ocultos no realizados, que suspira por una vida mejor, que puede llorar al menor recuerdo de su pasado, soy la Dra. Lucía, sonriente, formal, que tienen mucho conocimiento y es una mujer exitosa, independiente y fuerte, claro, muy fuerte…

No importa. Sé que la mayoría podemos llegar al final del día nuestras casas y sentir ese alivio como si hubiéramos regresado de un verdadero campo de batalla, cansados, hartos de tanta apariencia, negatividad, y reglas sociales. ¿O no? De un trabajo que las más de las veces no me satisface REAL Y PROFUNDAMENTE, de un sueldo que no es el que REALMENTE yo quisiera.

¿Cómo llegué a esta situación? Pensamos que al adaptarnos al sistema social nos sentiríamos precisamente eso, adaptados como unos verdaderos adultos maduros y civilizados. Felices. Pero lejos de eso, nos damos cuenta en nuestro interior hay una voz muy leve que nos grita que quisiéramos estar haciendo otra cosa, ¿Gracias a Dios es viernes? ¡Que felicidad, mañana no hay clases! ¡Mañana no hay trabajo! ¡Que felicidad! Ese estado de dicha de poder descansar de la rutina nos lleva a darnos cuenta que tal vez no estemos haciendo lo que nos gusta y verdaderamente nos hace felices en la vida…claro, si es que sabemos lo que nos haría en verdad felices. Porque muchos no sabemos ni quienes somos en verdad ni lo que venimos a hacer a este mundo.

¿Si sabes? Más bien, sabemos lo que otros y el sistema nos dijeron que teníamos que ser para ser exitosos y respetados. Somos un producto de los demás y sus reglas sin sentido.

¿Quiénes somos? ¿En verdad sabes qué o quien eres?

Una de las ilusiones y quimeras mejor vendidas y adoptadas en nuestra civilización actual es la de haber olvidado la valía fundamental de ser simplemente un Ser Humano.

En nuestro sistema social no existen seres humanos como tales, existen sólo ETIQUETAS SOCIALES. Siendo este un sistema basado en una realidad fragmentada y artificial, sólo puede funcionar con individuos también artificiales.

Me llama mucho la atención el hecho de que aún podemos escuchar a los padres preguntarles a sus hijos ¿Qué quieres SER cuando seas grande? O frases que salen de algunas personas que dicen “Quiero SER ALGUIEN en la vida” “Fulano es ALGUIEN en la sociedad”. En las mismas frases que acabo de mostrar va implícita la naturaleza y magnitud del GRAN ENGAÑO y ESCLAVITUD al que hemos sido sometidos sin darnos cuenta. Si eres sólo un ser humano eso no importa, en cambio si tienes un TÍTULO, o si eres famoso por ejemplo, entonces ERES ALGUIEN, ERES IMPORTANTE.

Se ha perdido la conexión con los otros, ya no nos relacionamos con seres humanos sino con disfraces de diferentes tipos, etiquetas de licenciado, doctor, arquitecto, contador, comerciante, mecánico, plomero, etc.

A veces me preguntan ¿Y tu que eres? Refiriéndose obviamente a que carrera estudié. Es divertido contestarles “soy un ser humano ¿por qué?”, la gente se identifica a sí misma con su carrera o su trabajo “Soy Arquitecto” cuando lo conveniente sería “Trabajo en Arquitectura”, en lo personal mis estudios en lo que la universidad concierne fueron la Licenciatura en Derecho, puedo ejercer la licenciatura, trabajar en lo relacionado con aplicación de leyes, pero no soy “licenciado”, trabajo la licenciatura.

SOY UN SER HUMANO y mis ropajes para moverme en sociedad pueden ser infinitos, como el de “Abogado” por ejemplo. O como “escritor”.

Los roles que jugamos en la sociedad, son solo eso, roles, papeles que utilizamos para FACILITAR nuestro desenvolvimiento en la sociedad, pero de eso a identificarnos y darnos VALÍA y ESTATUS con los títulos (desde científico hasta barrendero) es haber perdido la más básica autoestima como seres humanos.

En lo personal me gusta ver a todos IGUAL en lo ESENCIAL. Empezar a ver a tus semejantes como seres humanos que comparten como tú, inquietudes, llanto y risa, te devuelve la sobriedad de la conciencia tan contaminada con tantos prejuicios.

Puedo asistir a una reunión de “altos funcionarios de gobierno” o “profesionistas” y mi visión se enfoca en personas no en títulos, para mi son iguales, humanos con infinitas posibilidades, el respeto que les debo es a su ser natural, a su ser humano, a su ser interior y NO a su título o su posición.

En honor a los títulos y disfraces sociales, mucha gente se auto denigra frente a otros, con actitudes serviles y pusilánimes, se someten al título de la persona como esclavos a su dueño, se sienten menos o fingen gran admiración para lograr sus fines. A su vez, alguien que debido a su posición social y profesional ha logrado dádivas, honores y reconocimiento puede caer en la ilusión de identificarse con su estado y entregar su poder personal a su etiqueta social, por eso muchas personas cuando pierden su puesto laboral, o su estatus, se deprimen y se sienten menos, tal vez por eso muchos mueren poco después de haberse jubilado, porque no conocieron más identidad que la que le daba el trabajo que ahora se ha ido.

Es lo que llama Deepak Chopra en su libro “the seven laws of success”, el punto de referencia del objeto, cuando nos identificamos por lo que tenemos y “somos” socialmente. Es un falso poder, una falsa seguridad, porque afuera de nosotros no puede haber certidumbre ni paz. Ese poder artificial se va con el título, se va con el puesto y se va con el dinero. En cambio lo que llama “El punto de referencia de sí mismo” no es hacia fuera sino hacía adentro. Nuestra identidad interior, no se agota ni depende de admiración exterior ni reconocimiento. No se siente más ni menos que otros. Es poderoso y eterno. Es el YO SOY y punto. Y partir de ahí, siendo Tú mismo pueden pasar maravillas, puedes seguir teniendo tus títulos y trabajo, pero haz descubierto el maravilloso ser que eres más allá de lo que los demás piensen de ti. ERES LIBRE Y EN ESA LIBERTAD ESTÁ LA VERDADERA REALIZACIÓN DEL HOMBRE.

¿Y tú?

¿Eres un Ser Humano o Una Etiqueta Social?
Salvador
2010
Año del Tigre
(Publicacion original en Octubre 21-2010)

Artículo también publicado en ArteFemenino.Net

1 comentario:

  1. Comentario Importado del sitio anterior:

    One Response to ¿Ser Humano o Etiqueta Social?

    1.
    elena on December 1, 2010 at 12:19 pm (Edit)

    ahh cuantas verdades has dicho
    fijate que mi papa siempre me dice que alguien con un titulo es bien valorado en una sociedad y que alguien sin titulo no es nadie, que quiere que termine la escuela, pero esta poniendo esa mentalidad de valerme de lo que digan los papeles esos en lugar de impulsarme diciendome que me supere o que me esfuerze y mejore como persona, lo cual es mejor pues mi persona estara conmigo hasta que me muera y pues primero tengo que apreciarme y saber a donde voy para poder hacer las cosas bien y con gusto no?
    si se quiere cambiar el mundo hay que empezar por uno mismo,pero tampoco hay que perdernos y vernos como el centro del todo sino con la actitud de que si podemos hacer ese cambio en el mundo y hay que empezar desde cero e ir subiendo.
    :)

    ResponderEliminar

¿Qué opinas?