12 de noviembre de 2012

TV




Con este poster hago un llamado a la sanación del alma moderna, por todos los hombres y mujeres, niñas y niños, que perdieron gran parte de sus vidas, dejando correr las horas de su propia existencia  "viviendo" las vidas de otros en una pantalla. 

Admirando el paisaje virtual cuando afuera un árbol de verdad los esperaba. Sintiendo las lágrimas, el dolor y el amor de personajes falsos, mientras sus seres queridos los esperaban por un abrazo real. Admirando y hasta idolatrando artistas de papel  en vez de admirar a ese ser maravilloso que los esperaba en el espejo.  Dando  toda su atención por horas a gente virtual  y desconocida que no daría un comino por sus televidentes, mientras los seres de carne y hueso a su alrededor hubieran querido algo de esa atención. Autoengañados creyendo todas las mentiras y sin sentidos de la desinformación diaria. Pero está aquí el tiempo del Despertar, y la TV está condenada a desaparecer, cada vez que alguien decida librarse de su encantamiento.

Y Dios bendiga al internet libre.

¿Se han fijado que cuando en algún lugar público, digamos una sala de espera pequeña, hay una TV encendida, todos los presentes terminan viendo la pantalla aunque no les interese el programa que esten pasando?  jejeje pueden de repente comenzar platicando pero verán que eventualmente terminarán todos callados concentrados en la TV. Esto lo veo siempre. Es un patrón que se repite.  Cuando me toca, me divierte saber lo que va a pasar. Y actualmente pasa lo mismo con los teléfonos celulares.


Y finalmente, como dicen por ahí, mejor apaguemos la TV y encendamos la mente, y yo agregaría...y el espíritu.

Gracias por su valiosa atención.

Salvador

Hablamos mucho de la TV, pero no le hemos preguntado a la misma TV qué opina, aquí escucharemos sus confesiones. (podcast archivo)


Nota: Artículo originalmente publicado para y en el foro Comunidad Consciencia  (Ning)
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas?