13 febrero 2014

Aunque no lo creas: El desayuno del control social.

Les diré por qué comemos huevos con tocino y esto nos llevará a otros hechos increíbles sobre nuestro papel de humanos libres. (por Salvador Martínez)

Ha amanecido, y es hora de tomar un rico desayuno. Esta mañana en cientos de miles de hogares se servirá a la mesa unos deliciosos huevos con tocino. ¿Quién no los ha desayunado? ¿Sabrosos, no?. Es parte de la vida, de nuestra alimentación, de nuestra cultura, es normal y es…natural.
¿Será?



 ¿Alguna vez en nuestras vidas nos hemos preguntado porque comemos lo que comemos, porque creemos lo que creemos, y porque hacemos lo que hacemos y sentimos lo que sentimos? ¿A qué viene esto? ¿Qué tiene que ver con unos huevos con tocino?
Te lo voy a decir: Tú, yo y los demás comemos huevos con tocino no porque nuestros padres nos hayan enseñado, ni porque creamos que son super nutritivos, sino porque así lo decidió un señor llamado Edward Bernays hace 50 años, como parte de su proyecto y experimentación con las conductas de las masas.

Su objetivo era ese, implantar en la sociedad norteamericana (y por lo tanto en los países cercanos) los huevos con tocino como desayuno. Y por más pueril que se escuche, se montó toda una campaña en los medios para sembrar en la población esa costumbre. Años más tardes el objetivo estaba logrado. El experimento con las ratas de laboratorio humanas había sido un éxito. Edward Bernays (1891-1995) es considerado por muchos como el padre de las relaciones públicas, nacido en Viena Austria, Bernays fue sobrino de famoso Psiquiatra Sigmund Freud, Bernay es pionero en el uso de la Psicología y otras ciencias sociales en el diseño de campañas de persuasión de la sociedad, publicó varios trabajos que aún se usan en universidades. Asesoró a varias compañías tales como Procter and Gamble, General Electric, Dodge Motors, American Tobbaco co. CBSTV, fue contratado por varios presidentes de USA para sus campañas electorales.

El caso del desayuno de la manipulación, es sólo un pequeño ejemplo de todo lo que se ha fraguado tras bambalinas para experimentar con la gente en un nivel masivo con objetivo de implantar ideas, costumbres, modas, creencias, conductas, religiones, ideas políticas, miedos, esperanzas y prejuicios para beneficio egoísta de unos cuantos grupos de poder.
¿Por qué hacemos lo que hacemos? Es una pregunta muy importante que se debe hacer aquella persona que esté decidida a elevar su nivel de inteligencia y percepción. Todos los días, las personas nos sumimos en una serie de actividades rutinarias y repetitivas. Día a día solemos repetir los mismos pensamientos sobre las cosas, sobre uno mismo, sobre la política, sobre los demás y rara vez nuestro pensamiento se refresca y se renueva por sí solo. ¿Quién decide nuestra vida? ¿Nosotros? ¿La TV? ¿Los demás?

Escribe Bernays en uno de sus libros: “Si entendiéramos el mecanismo y motivos de la mente grupal ¿Acaso no sería posible controlar y disciplinar a las masas de acuerdo a nuestra voluntad sin que se dieran cuenta?”
"La manipulación consciente e inteligente de los hábitos organizados y opiniones de las masas es un importante elemento en la sociedad democrática"“Somos gobernados, nuestras mentes moldeadas, nuestros gustos formados y nuestras ideas sugeridas la mayor parte por individuos de los cuales nunca hemos escuchado”

Falsamente se cree que la sociedad va cambiando y evolucionando en sus costumbres, hábitos de consumo y preferencias en una forma espontánea con el paso del tiempo, nada más alejado de la verdad. Desde hace mucho tiempo, la gente de este planeta como conjunto ha seguido el rumbo que otros, un pequeño círculo de élite, le han indicado.

Las revoluciones, las guerras, los cambios de regímenes políticos, la implantación de religiones y su desaparición, los hábitos alimenticios y la cultura popular han sido, en su mayoría, no por cambios naturales del azar y la mal entendida evolución y desarrollo social, sino como resultado de intrincados y perfectos programas de ingeniería social(x) estructurados a propósito para crear ciertos resultados.
En los años sesentas se creyó que la juventud había despertado a un nuevo paradigma social. Puede ser, seguramente si fue así. Sin embargo el mismo gobierno de USA implementó experimentos sociales fomentando el uso de drogas como el LSD, permitiendo la creación de grupos de rock “rebeldes” para que los jóvenes tuvieran la ilusión de que se estaban liberando del viejo y opresor sistema cuando muchos de ellos solo se evadían.

Las dos guerras mundiales fueron fundadas y patrocinadas por los mismos banqueros. Ellos fundaron a ambos bandos, y al final fueron los único$ vencedores.

Para empezar a darnos cuentas de la realidad de esta civilización y como nos afecta, es importante darnos cuenta primero que muy rara vez un evento de consecuencias importantes para la sociedad mundial es causa del azar.
Cuando empezamos a romper los viejos moldes de pensamientos que nos tienen aprisionados en los que llamamos una vida “normal” y “correctamente social”, entonces podemos empezar a VER cosas que antes no alcanzábamos a vislumbrar. Para ello, no falta ser ningún psíquico, adivino o tener más de dos ojos.
Nuestra mente ha sido tan acondicionada por el sistema a darnos todo ya hecho y por cierto, que rara vez nos damos a la tarea de investigar y cuestionar de forma inteligente (de forma sensata, no sólo por sentirse rebelde) lo que se da por un hecho en la sociedad, en cualquier campo de la actividad humana.

¿Qué pasa hoy en día a tu alrededor, en tu ciudad, en tu país y en el planeta entero a nivel no solo social o económico sino energético y espiritual que no nos enteramos y no alcanzamos a percibir debido esta alocada rutina diaria del trabajo, la sobrevivencia, el consumismo, las ilusiones de la TV y la prisa de llegar a ningún lado?

Te voy a decir…¡Está pasando mucho! En tus cielos, en tu sistema económico y político, en tu sistema religioso pero sobre todo, dentro de ti, ¿Ya te viste? ¿Ya te escuchaste en el silencio de tu ser fuera de los ruidos de la vida urbana? ¿Ya te diste cuenta del poder espiritual que está despertando en ti y en la humanidad? ¿Escuchas a tu niño interior que pide curación y te pide que no evadas más tu sanación y despertar emocional y espiritual? Esta época que estamos viviendo en la tierra, este tiempo es un buen tiempo para hacerlo...

Salvador Martínez  Indigoradiocafe (2014)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Qué opinas?